Bienvenidos a Oroitu CAE

Horario : Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00
  Teléfono : 94 655 92 19 / 94 491 13 23

All Posts in Category: Rehabilitación Cognitiva

¿Conoces la logopedia para personas mayores?

Cuando hablamos de logopedia, solemos pensar en los problemas de los niños a la hora de aprender a hablar. Sin embargo, la logopedia para personas mayores es un servicio que puede resultar muy útil. Los problemas del habla también aparecen en la tercera edad ya sean por problema asociados a un deterioro debido a la edad como a una lesión cerebral (ictus,…).

En el post de hoy, profundizaremos en las ventajas de la logopedia para personas mayores y cómo saber cuándo es conveniente acudir al logopeda. Recordemos que el logopeda es el profesional de la salud encargado de abordar los trastornos del habla, la voz, la deglución y el lenguaje en nuestros mayores.

La labor del logopeda derivado de problemas de comunicación

Problemas del habla derivado del proceso de envejecimiento

A medida que nos vamos haciendo mayores se produce un progresivo deterioro de las funciones, entre ellas el lenguaje. Uno de lo síntomas para detectar la necesidad de un logopeda es el fenómeno conocido como “punta de  la lengua”.  Empiezan a aparecer dificultades para recordar palabras conocidas, unidas a la sensación de recuerdo inminente. El acceso al léxico o una pérdida de léxico puede ser un síntoma. El logopeda para personas mayores será el encargado de abordar estos trastornos del lenguaje,

Problemas derivados de una lesión cerebral

El deterioro del lenguaje puede venir como consecuencia de una lesión cerebral. El Alzheimer, el Parkinson, la Esclerosos Múltiple son lesiones que afectan directamente a nuestra capacidad de comunicación. El trabajo en este caso consiste en paliar y frenar el avance de la sintomatología. El logopeda intentará rehabilitar los procesos dañados. Una rápida intervención en estos tratamientos resulta vital para poder obtener resultados.

La logopedia para personas mayores con problemas de deglución

Una labor menos conocida de la logopedia para personas mayores es su apoyo en los trastornos de deglución o disfagia.  La disfagia es la dificultad de llevar el alimento (sólido o líquido) de la boca hasta el estómago. Es decir, en una dificultad en la preparación oral del bolo.

Este trastorno puede originar serios problemas de malnutrición. Este trastorno poco conocido suele afectar a personas con enfermedades neurodegenerativas, personas con alteraciones estructurales de boca, faringe o laringe o en personas que han sufrido algún tratamiento quirúrgico en la zona.

Un tratamiento rápido puede mejorar notablemente la vida diaria de estos pacientes.

Leer más

Las 10 señales de advertencia del Alzheimer

En nuestro post de hoy, recuperamos la lista de señales de advertencia del Alzheimer recogidas por la Alzheimer Association. Un listado que nos permitirá establecer ciertos patrones. Como siempre, debemos recordar que cada paciente es un mundo y que no todos los enfermos de Alzheimer muestan todas estas señales. Un diagnóstico precoz establecido por un profesional sanitario nos ayudará en las futuras terapias.

Repasemos las 10 señales de advertencia del Alzheimer

Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana.

Uno de los síntomas más comunes del Alzheimer y con el que más relacionamos esta enfermedad es olvidar la información recién aprendida. Se recurren a terceros para saber las fechas de consultas, cumpleaños,… actividades que antes realizaba solo.

Dificultad para planificar o resolver problemas

Tareas que antes realizaban sin problemas de repente se convierten en un obstáculo. Dejar de saber seguir un patrón de costura, dificultad para hacer un postre que antes hacíamos de memoria,… son señales de advertencia del Alzheimer. Actividades que se realizaban sin esfuerzo, de repente, cuesta hacerlo debido a las dificultades de concentración.

Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre.

Las personas que sufren Alzheimer presentan dificultad para realizar tareas cotidianas. Por tareas cotidianas podemos entender el ir a un lugar conocido como puede ser la panadería, recordar las reglas de un juego por ejemplo al ir a echar la partida, etc..

Desorientación de tiempo y lugar

Las personas con Alzheimer pueden sentirse desorientadas en tiempo y lugar. Puede que se les olvide las fechas o que no asimilen el paso del tiempo. Del mismo modo, pueden desubicarse no sabiendo cómo han llegado al lugar en el que están.

Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan uno al otro en el ambiente.

La vista es otro de los sentidos que pueden darnos señales de advertencia del Alzheimer. Algunos síntomas pueden ser la dificultad para interpretar imágenes, empezar a tener dificultades en la lectura, dejar de diferenciar colores o perder el sentido de las distancias. Estos problemas no deben confundirse con las cataratas.

Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito.

Las personas que padecen Alzheimer pueden tener problemas a la hora de seguir una conversación. Puede que no encuentren como expresarse y se queden callados o que repitan siempre lo mismo.

Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para retrazar sus pasos.

Colocar cosas fuera de lugar y luego ser incapaces de poder encontrarlas es otra de las señales del Alzheimer. Ser incapaces de recordar dónde lo dejaron o incluso la noción de haberlo guardado. En fases más avanzadas pueden incluso acusar de robo a sus conocidos.

Disminución o falta del buen juicio.

Las personas que padecen esta enfermedad pueden dejarse embaucar más fácilmente que antes al disminuir su buen juicio. Son conocidos los casos de contratación de servicios por teléfono que no necesitan o tomar decisiones alocadas sin sentido aparente. En ocasiones puede que dejen de lado su higiene personal.

Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales.

Una persona con Alzheimer puede empezar a desvincularse de actividades sociales a las que antes acudía por iniciativa propia. Este se debe al hecho de que ya no se sienta tan a gusto porque empiece a tener dificultades para entender lo que pasa a su alrededor. Por ejemplo, puede dejar de acudir a los partidos de fútbol por dejar de entender las reglas del juego y no recordar lo que ha hecho en jornadas anteriores.

Cambios en el humor o la personalidad.

Los cambios de humor es uno de los síntomas que detectan su entorno cercano. Personas amables y sonrientes pasan a convertirse en personas temerosas, confundidas o ansiosas. Para ellos, es difícil asimilar los cambios que están sufriendo lo que les provoca ansiedad y confusión. Pasan a ser personas más irascibles.

Fuente: Alzheimer’s Association
Leer más

Tejer: una actividad para mejorar la salud física y mental

El ejercicio es uno de los pilares fundamentales para mejorar nuestra salud física y mental. Sin embargo, al hablar de ejercicio todos pensamos en gimnasio o actividades al aire libre. En este post, os acercamos una actividad tan antigua como el tejer llena de beneficios para nuestro cuerpo y mente.

La organización  inglesa Knit for Peace llevó a cabo una revisión después de recibir testimonios de sus colaboradores sobre cómo les había cambiado la vida realizar esta actividad de forma cotidiana.El estudio confirma la efectividad de tejer para ayudar a las personas mayores a tener mayor poder de recuperación, incluyendo mejoras tanto a nivel de salud mental como física, a salir del aislamiento y soledad en que a veces se ven envueltos y a incrementar su sensación de bienestar. Es un buen ejercicio para la rehabilitación cognitiva.

Concretamente, tejer reduce la presión arterial y el sentimiento de dolor crónico que pueden producir diferentes enfermedades. Reduce la frecuencia cardíaca en un promedio de 11 latidos por minuto induciendo a un estado de calma. Tejer nos permite mejorar nuestra motricidad manual. Nos obliga a tener las manos en movimiento y a evitar que se queden agarrotadas o rígidas. Este movimiento constante, las hace entrar en calor y así el dolor es más liviano. Por ejemplo, es una buena técnica para aliviar la artritis.

Además, reduce la depresión y ansiedad, retrasa la aparición de la demencia, mejora el estado de alerta. Tejer favorece la capacidad de concentración, por lo que puede ser una auténtica terapia para aquellos que sufren de déficit de atención. El estudio llega a comparar los beneficios de tejer con el yoga. Con la repetición de puntos se consigue el efecto “respuesta de relajación”. La repetición produce un efecto de relajación en nuestro organismo similar a la que se consigue mediante la práctica de yoga.

Por último, tejer aporta una relación social que permite salir del aislamiento o desconexión con la realidad de las personas mayores. Son muchos los clubs de costura o clubs de tejido que agrupan a distintas personas. Al poder hablar y tejer al mismo tiempo, se favorecen las relaciones y nos mantiene activo.

Una sencilla técnica que permite mejorar la salud mental y física y que podemos practicar en cualquier lugar. ¿Te animas?

Leer más

Nuevas terapias para los problemas de movilidad tras un infarto cerebral

Una investigación conjunta del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de San Sebastián y el Imperial Collegue de Londres ha abierto la puerta a la implementación de nuevas terapias para recuperar la movilidad en personas víctimas de un infarto cerebral. Actualmente, las personas que tras sufrir este tipo de accidente cardiovascular pierden parte de la movilidad de su cuerpo son sometidos a tratamientos fisioterapéuticos. Por otro lado, las terapias que se basan en el entrenamiento de la atención se aplican a pacientes con trastornos cognitivos. Por ejemplo, las dificultades relacionadas con la memoria o el aprendizaje.

Sin embargo, el estudio -del BCBL y el Imperial Collegue -publicado en la revista de divulgación científica PNAS- viene a demostrar cómo los tratamientos fisioterapéuticos que reciben las víctimas de infartos cerebrales o ictus pueden ser complementados con otras terapias de carácter atencional. Por ejemplo, el trabajo con videojuegos.

A esta conclusión han llegado los investigadores después de más de tres años de trabajo en el que se ha analizado la arquitectura de las lesiones en el cerebro de este tipo de pacientes mediante un ‘mapeo’ de las lesiones cerebrales llevado a cabo con resonancia magnética a 167 enfermos. El estudio ha arrojado luz sobre los patrones de lesiones en el cerebro y los problemas motrices que soportan las víctimas de un infarto cerebral. Una de las conclusiones el estudio es que aquellos pacientes que sufren lesiones en zonas cerebrales de control de la atención también presentan problemas a la hora de controlar su motricidad, incluso cuando el movimiento exigido por la tarea es muy simple.

La investigación establece una interrelación entre dos sistemas cerebrales muy importantes para la conducta, al tiempo que abre nuevas vías de tratamiento. El siguiente paso a la hora de corroborar los resultados del estudio será realizar un ensayo clínico con pacientes que sufren trastornos motores a causa del ictus, y repartirlos en dos grupos. Uno de ellos será sometido a un tratamiento fisioterapéutico, y el otro a un entrenamiento cognitivo complementario.

Leer más

La mitad de los enfermos neuromusculares son grandes dependientes

Algo más de la mitad de los españoles afectados por alguna enfermedad neuromuscular son grandes dependientes. Es decir, presentan un Grado III de dependencia, según datos aportados por la Sociedad Española de Neurología (SEN) con motivo del Día Nacional de las Enfermedades Neuromusculares, que se celebró el pasado día 15 de noviembre. La razón es que las personas que sufren este tipo de patologías “ven afectadas su motricidad, autonomía, respiración, la función cardíaca o la nutrición”, en palabras de Gerardo Gutiérrez, coordinador del Grupo de Estudios de las Enfermedades Neuromusculares de la SEN.

El informe señala que dos de las patologías más prevalentes en este ámbito, como con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y las distrofias musculares, destacan entre las principales causas de discapacidad en España. Además, el 20% de las enfermedades raras se corresponden a patologías neuromusculares hereditarias.

El estudio destaca que más de 60.000 personas padecen una enfermedad neuromuscular en España. La edad de inicio, el curso evolutivo y el grado de discapacidad no es común a todas las patologías, aunque casi todas ellas son crónicas y progresivas. Dos de sus principales características son la pérdida de fuerza muscular y la degeneración del conjunto de los músculos y de los nervios que los controlan. Todo ello provoca “que los afectados vean disminuida su capacidad funcional y, con ello, su autonomía personal para realizar las tareas cotidianas”, sostiene Gerardo Gutiérrez.

El experto subraya la importancia del abordaje terapéutico a través del “control de la sintomatología, la prevención de complicaciones, como eventos cardiovasculares graves o letales, medidas de soporte ventilatorio o nutritivo, fisioterapia dirigida o de corrección ortopédica de secuelas, que pueden ser fundamentales para la calidad de vida y la supervivencia de los pacientes” y que debe ser multidisciplinar para prevenir y reducir su impacto funcional.

Leer más
rehabilitacion-cognitiva

¿Qué es la Rehabilitación Cognitiva?

Hablamos de rehabilitación cognitiva cuando nos referimos al proceso a través del cual las personas con daño cerebral adquirido trabajan bajo la supervisión de profesionales para remediar o aliviar el deterioro cognitivo que surge tras una afección neurológica.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies