Bienvenidos a Oroitu CAE

Horario : Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00
  Teléfono : 94 655 92 19 / 94 491 13 23

All Posts in Category: Sin categoría

Pierna de tenista o latigazo de los cuarentones

La pierna de tenista corresponde a la rotura muscular del gemelo interno. Aunque muy dolorosa, es menos grave ya que requiere de un tratamiento conservador. Sin embargo, una rotura del tendón de Aquiles, puede ser menos dolorosa, pero requiere de una intervención quirúrgica.

Este tipo de lesión es relativamente frecuente y se da tanto en jugadores de tenis aficionados o con poca preparación física que en una arrancada sienten un dolor agudo en la pantorrilla como en personas de mediana edad. De ahí que esta lesión se denomine también el “latigazo de los cuarentones”

Pierna de tenista: síntomas

El síntoma de esta lesión es un dolor agudo en la pantorrilla asociado a una sensación de chasquido. Los que lo han sufrido hablan también de una sensación de “pedrada” por detrás. En los casos más leves, suele sentirse un calambre puntual localizado o tenaz, o bien por una sensación de desgarro.

¿Cómo reaccionar ante la lesión?

Si crees que puedes estar ante una pierna de tenista, te detallamos qué debes hacer como primeros auxilios. Lo primero que debemos hacer es parar la práctica deportiva para que la lesión no vaya a más y acabe en una rotura del tendón de Aquiles.

Si estamos acompañados, lo mejor será utilizar a tus acompañantes de muletas y que te acerquen al servicio de urgencias para valorar el alcance de la lesión. Puedes aplicar hielo a la pantorrilla y comprimir la zona con un vendaje o pernera. En ningún caso apoyes la pierna.

Tratamiento de la pierna de tenista

El tratamiento de la pierna de tenista es un tratamiento conservador que llevará entre 3 y 8 semanas de fisioterapia. La recuperación requiere de reposo relativo, anti-inflamatorios y fisioterapia. Un músculo roto tiene que cicatrizar y tiene sus plazos que debemos respetar para una correcta recuperación.

La reanudación del ejercicio físico debe ser gradual y siempre bajo la supervisión del fisioterapeuta. Las sesiones de fisioterapia permitirán tratar la lesión y se hará movilizaciones suaves que permiten estirar los gemelos, el sóleo y el plantar delgado poco a poco. Una forma práctica de comprobar que la lesión está en su fase final será cuando uno pueda ponerse de puntillas y dar pequeños saltos en esa posición sin que cause dolor alguno.

Leer más

4 Prácticas para una vejez saludable

Todos aspiramos a una vejez saludable alejados de enfermedades. Siguiendo una serie de pautas, podemos mantener nuestro cuerpo y nuestra mente en forma para conseguir disfrutar de nuestra jubilación en plenitud de facultades.

Descubre nuestras 4 pautas para una vejez saludable

Mantente activo y descubre nuevos hobbies

La actividad es uno de los pilares de una vejez saludable. Por actividad no nos referimos a correr maratones, sino en rutinas que nos mantengan ocupados y entretenidos. Podemos salir a comer o cenar con amigos, dar un paseo a media tarde, apuntarnos a un curso de costura o dedicarnos a la marquetería ahora que tenemos más tiempo. Para poder seguir el ritmo, te recomendamos una dieta rica no solo en vitaminas y minerales sino incluyendo proteínas. Las proteínas ayudan a la reconstrucción de nuestros músculos. Incorpora el salmón, los frutos secos, el pollo o pavo a tu dieta después de realizar alguna actividad.

Mens sana in corpore sano

El yoga, el pilates o la gimnasia de mantenimiento son actividades que no requieren de grandes preparaciones, ni una gran preparación física. Son deportes que podemos incorporar a nuestra rutina y conseguir vivir una vejez saludable. Nos dan la posibilidad de empezar a nuestro ritmo poco a poco para ir fortaleciendo los músculos, cuidar nuestras articulaciones y por tanto mejorar nuestra movilidad.

Cuidar la alimentación

Para una vejez saludable debemos seguir una dieta equilibrada. Resulta fundamental incorporar en nuestra dieta las frutas y verduras, pescados como el salmón, los frutos secos, … En la medida de lo posible deberemos evitar el excesivo consumo de carnes rojas, fritos y comida precocinada. Sin embargo, no debemos obsesionarnos con la comida. Si seguimos la dieta mediterránea conseguiremos una dieta equilibrada. De este modo, podremos darnos algún capricho u homenaje y disfrutar de la vejez saludable.

A pesar de ello, es conveniente realizarnos analíticas de vez en cuando para ver nuestro estado general ya que con los años dejamos de absorber tan fácilmente algunas vitaminas por lo que puede que necesitemos algún aporte vitamínico. Especialmente común es el suplemento en vitamina B12.

Vigila tus huesos

Una parte importante para vivir una vejez saludable es ser conscientes de nuestro cuerpo. En las mujeres, por ejemplo, la menopausia puede derivar en una disminución de la masa ósea. Por ello, debemos pensar en nuestros huesos. Una forma de fortalecernos es incorporar alimentos ricos en calcio y vitamina D que favorecen la absorción del calcio. El calcio se encuentra en los derivados de la leche, pero también en acelgas, garbanzos, almendras o sardinas en aceite. La vitamina D la podemos encontrar en el salmón, en el aceite de hígado de bacalao o en hongos y setas. Otra forma de añadir vitamina D a nuestro organismo es tomar el sol, eso sí, siempre con precaución.

Leer más
soledad-personas-mayores-enfermedad

La soledad en las personas mayores puede convertirse en enfermedad

Cuando hablamos de enfermedades relacionadas con personas mayores, tenemos en mente el Alzheimer, el Parkinson, insuficiencias cardíacas, hipertensión, … Sin embargo, pocos mencionarán la soledad en las personas mayores como una enfermedad.

La conquista de vivir solo en la vejez

Envejecer viviendo solo se considera una conquista social asociada a una mayor longevidad y a la capacidad económica de las personas mayores para poder vivir en autonomía e independencia. En España, 1.854.000 personas que han superado los 65 años viven solas y siete de cada diez son mujeres.

Aunque la soledad puede considerarse un logro de independencia y de saberse valer por uno mismo, existe una soledad en las personas mayores no buscada que se estima puede afectar al 10% de la población mayor de 65 años.

Esta soledad en las personas mayores no buscada puede tener un efecto muy similar al del estrés crónico en nuestra salud cerebral y podemos ser más propensos a contraer otro tipo de enfermedades.

Causas de la soledad en las personas mayores

Falta de red social

Vivir solo, no significa vivir en soledad. Sin embargo, la pérdida de la red social ya sea por el fallecimiento de amigos o de la pareja o bien por no tener un tiempo rutinario establecido para compartir con un círculo cercano, incrementa la sensación de soledad.

No sentirse útiles

Una vez jubiladas, son muchas las personas que no encuentran su sitio y se sienten vacías. Su papel laboral les ocupaba la mayor parte del tiempo diario y aunque hace tiempo que igual se han jubilado siguen sin encontrar actividades que suplan correctamente el trabajo. La visión de nuestra sociedad sobre el papel de las personas mayores tampoco favorece el hecho de seguir sintiéndose útiles para la sociedad.

Barreras arquitectónicas

Aunque uno pueda desempeñarse solo en casa, la existencia de barreras arquitectónicas en el edificio puede aislar a las personas mayores. Por ejemplo, la ausencia de un ascensor a cota cero, disminuirá las salidas e irá aumentando la sensación de soledad en las personas mayores.

Problemas de salud

Puede que la persona mayor tenga problemas de salud que limiten su capacidad de desarrollar actividades de socialización por lo que sus interacciones con el resto se reducirán. La soledad adquirida es una soledad no deseada.

Entorno bajo de ingresos

Las bajas pensiones o la reducción de ingresos que cambian los modos de vida pueden conllevar a la soledad en las personas mayores. Pueden reducirse o eliminarse actividades que permitían la interacción con otros pero que no podemos permitirnos. Los bajos ingresos contribuyen a una menor capacidad de socialización.

No asimilación de limitaciones físicas

Puede que no se quiera ser consciente de las limitaciones físicas de uno mismo. El no querer asumir esta nueva situación, puede llevarnos a encerrarnos en casa para que nadie sea consciente de ello.

Los efectos de la soledad en las personas mayores para la salud

Una combinación de las causas anteriormente enumeradas está en el origen del aislamiento social. Son varios los estudios que han demostrados que la soledad aumenta las probabilidades de sufrir depresión y ansiedad. Del mismo modo, pueden tener afectaciones en el sistema endocrino e inmunológico de los afectados, siendo éstos más propensos a contraer enfermedades que pongan en peligro su salud física.

Otros estudios han demostrado una relación estrecha entre la soledad y el mayor riesgo de muerte prematura.

La soledad considerada como enfermedad puede además reducir la capacidad de resilencia fisiológica, es decir, la capacidad de las personas de adaptarse a entornos cambiantes y superar situaciones adversas.

La soledad no buscada es una pandemia más de nuestro siglo que debemos combatir.

Leer más

¡Estrenamos Web!

Bienvenido a la página web de Oroitu CAE, en esta sección de noticias podréis estar al tanto de todas las novedades.

Leer más

Oroitu fue nuestro barco en un mar de grandes olas

Desde Oroitu Centro Médico de Dia. están haciendo las cosas muy bien y sobre todo de forma muy profesional. Os mostramos una carta enviada al Correo, realmente emotiva, de agradecimiento al centro.
Enhorabuena a Oroitu y en especial al Dr. Manuel Fernández y a la Dra. Susana P. de Las Heras, porque a parte de excepcionales médicos son grandes personas. Desde Oroitu Centro Médico de Dia. están haciendo las cosas muy bien y sobre todo de forma muy profesional. Os mostramos una carta enviada al Correo, realmente emotiva, de agradecimiento al centro.
Enhorabuena a Oroitu y en especial al Dr. Manuel Fernández y a la Dra. Susana P. de Las Heras, porque a parte de excepcionales médicos son grandes personas.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies