Bienvenidos a Oroitu CAE

Horario : Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00
  Teléfono : 94 655 92 19 / 94 491 13 23

¿Cómo prevenir la lumbalgia?

La lumbalgia es un dolor localizado en la parte inferior o baja de la espalada. Esta es una patología muy común. De hecho, según la Sociedad Española de Reumatología (SER), el 80% de los españoles padecerán lumbalgia en algún momento de su vida. ¿Qué podemos hacer para prevenir la lumbalgia?

Por nuestra consulta de fisioterapia, pasan muchas personas aquejadas de lumbalgia. De hecho, es el principal motivo de dolor, discapacidad y baja laboral en las sociedades industrializadas. Por ello, os dejamos unos hábitos y ejercicios saludables que fortalecerán los músculos de la espalda y ayudarán a prevenir la lumbalgia.

Cuida la postura

Una mala postura adoptada de forma continuada puede acabar en lumbago. Si pasas mucho tiempo sentado,  mantén la espalda apoyada en el respaldo. No te sientes en el borde de la silla o sobre un pie. En trabajos de oficina, se recomienda utilizar un asiento anatómico con una pequeña curva a nivel lumbar para que ésta quede más recogida.

Cuidado al coger pesos

La manipulación de pesos puede ser el origen de esta dolencia ya que una mala carga castiga en exceso las lumbares. Para evitar la tensión en la musculatura, separa un poco las piernas, baja el cuerpo flexionando las rodillas (no la espalda) y sube el peso agarrado por las manos y pegado al cuerpo. Este proceso puede usarse a la inversa cuando se trata de depositar un peso. Este simple gesto, te ayudará a prevenir la lumbalgia.

El sedentarismo

Si somos personas sedentarias, no estamos trabajando los músculos de la espalda. Si éstos no están fortalecidos es más probable que suframos lumbalgia. Pilates, natación, yoga o simplemente caminar ayudarán a fortalecer tus lumbares.

Mochila mejor que bolsos

A la hora de caminar, deberemos tener el peso repartido para evitar sobrecargas. En lugar de pesados bolsos que desequilibran nuestra postura, es mejore usa una mochila. El peso quedará repartido de forma uniforme en la espalda, reduciendo la posibilidad de lesiones.

Además, debemos procurar andar con la espalda recta. Para ello, basta con apretar ligeramente el abdomen y echar los hombros hacia atrás. Este pequeño gesto nos ayudará a prevenir la lumbalgia ya que obliga a la espalda a ponerse recta.

La Obesidad

Como en tantas otras dolencias y enfermedades, la obesidad es uno de nuestros mayores enemigos. Además de fomentar el sedentarismo, el sobrepeso provoca que los músculos y huesos de la espalda se tensionen. Adoptar hábitos de vida saludable y mantenerse en forma son básicos para prevenir la lumbalgia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies