Bienvenidos a Oroitu CAE

Horario : Lunes a Viernes de 9:00 a 20:00
  Teléfono : 94 655 92 19 / 94 491 13 23

All posts by admin

Beneficios de la Siesta en Verano

La siesta en verano es uno de los clásicos de las vacaciones. Este pequeño descanso después de comer puede ser ademas, beneficioso para la salud. Así que, si perteneces al 58,2% de la población que afirma no echarse la siesta nunca, atento a nuestro post. ¡Te hará cambiar de opinión! Y es que, las jornadas continuas y las vacaciones pueden ser un buen momento para hacer de esta costumbre un hábito saludable.

¿Qué entendemos por siesta saludable?

Aunque cada persona tiene unas necesidades de sueño distinta, los expertos recomiendan que la siesta en verano no supere la hora de duración. Para ello, no adquieras hábitos que puedan hacer que este tiempo se te vaya de las manos. No es necesario ponerse el pijama para echar la siesta en verano.

Si acostumbramos al cuerpo a dormir dos horas después de comer, al volver de vacaciones podremos haber cambiado nuestros hábitos de sueño. De hecho, este es uno de los detonantes del síndrome post-vacacional.

Reduce el estrés

El beneficio más evidente de dormir la siesta en verano es que nos ayuda a desconectar del trabajo y la rutina. Numerosos estudios han comprobado que desconectar de todo, aunque sólo sea durante 30 minutos permite relajar el cuerpo y eliminar las tensiones.

Compensa la falta de sueño nocturno

Ahora que estamos en jornadas continuas, solemos levantarnos antes sin alterar la hora en la que nos acostamos. Una siesta en verano, compensa esa falta de sueño nocturno. Según un estudio realizado en 2015, la  siesta “podría restaurar los biomarcadores de salud neuroendocrina e inmune a niveles normales.”

Reduce el riesgo de cardiopatías

La Fundación Española del Corazón (FEC) asegura que la siesta disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. La falta de sueño incrementa los niveles de cortisol, hormona que debilita el sistema muscular e inmunológico.

Además, dormir la siesta en verano, ayuda a que se libere la hormona del crecimiento que, a diferencia del cortisol, estimula el sistema inmunológico y reduce la ansiedad.

Fomenta la creatividad

Solo por reducir nuestros niveles de estrés podemos decir que la siesta estimula la creatividad. Según un estudio realizado por la Universidad de Georgetown, la siesta estimula el hemisferio derecho del cerebro. Este hemisferio se relaciona con la creatividad y la imaginación.

Aumenta la productividad

Empresas tan pioneras como Google ya ofrecen espacios donde poder echar la siesta en la oficina. Y es que está comprobado que una persona puede rendir más después de comer si descansa durante 15 o 20 minutos. Tiempo que las grandes empresas consideran una inversión ya que consiguen empleados más productivos.

Si todavía no has adquirido esta costumbre, empieza a echar la siesta en verano y descubre sus ventajas. Una forma sencilla y saludable de desconectar de la rutina y el estrés.

Leer más

Vacaciones con enfermos de Alzheimer

Salir de vacaciones con enfermos de Alzheimer puede parecer un gran reto. Y es que, el Alzheimer afecta no solo a quien la padece, sino a su familia que se convierten en sus cuidadores. Sin  embargo con una correcta planificación, este verano tanto enfermo como cuidador podrán disfrutar del merecido descanso.

En fases iniciales de la enfermedad, las vacaciones no suelen suponer grandes problemas. En los estados moderados y avanzados, requiere de una planificación previa para que el paciente no se sienta perdido.

Elegir el destino de vacaciones con enfermos de Alzheimer

Cuanto más conocido sea el destino, más sencilla será su adaptación. Por ello, en fases moderadas o avanzadas podemos viajar sitios a los que unan al enfermo a sus recuerdos. Desde ir al pueblo donde vivía de niño a ir al lugar de veraneo habitual. Así, evitaremos problemas de desorientación y favoreceremos el “recuerdo de lo seguro”.

Para casos en los que el Alzheimer se encuentre en sus fases iniciales el abanico de posibilidades será más amplio. Eso sí, recomendamos hacer partícipe de la decisión al enfermo para que se sienta parte activa del viaje.

Medios de transporte

Siempre que podamos, priorizaremos el viajar en coche. Este vehículo nos da la libertad que necesitamos en cuanto a paradas y gestión de imprevistos. En el coche, deberemos tomar medidas de seguridad, activando todos los seguros infantiles. Por ejemplo, bloquearemos las puertas para que no puedan abrirse desde dentro.

Si no podemos utilizar el coche y debemos viajar en avión, os recomendamos utilizar los servicios de asistencia del aeropuerto. Además, es preferible que el vuelo sea directo y que no supere las cuatro horas de vuelo.

Avisar del estado de nuestro familiar

Si en nuestro plan vacacional, no vamos a alojarnos en nuestra casa o lo de algún familiar o amigo, os recomendamos hacer partícipes de la situación de vuestro familiar. Así, por ejemplo, el personal del hotel será más receptivo y os ayudará a salir de situaciones de riesgo.

Vacaciones también para el cuidador

No debemos olvidar que el cuidador también tiene que descansar. Éste tiene un trabajo diario y sin descansos. Además, la persona encarga del cuidado suele dejar de lado sus propias necesidades para centrarse en la atención de la persona con Alzheimer.

Por ello, resulta fundamental contar con la colaboración de amigos y familiares que permitan esos momentos de ocio y desconexión. Si se puede, recomendamos que el cuidador viaje con otras personas que le permitan disfrutar de sus vacaciones.

Hay familias que en verano se turnan para asumir el cuidado de la persona con Alzheimer. De ser ese vuestro caso, se recomienda establecer menos periodos más largos y no muchos cortes y alternos para facilitar la adaptación al cambio del enfermo.

Planificando bien el viaje y siguiendo estos consejos, esperamos que podáis disfrutar de las vacaciones con enfermos de Alzheimer.

Leer más

¿Qué es la ortosomnia?

La ortosomnia de la que cada vez más gente habla es una disfunción del sueño que se genera por la obsesión de querer dormir bien. Según un estudio publicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine, algunas personas han creado una obsesión por conseguir un sueño perfecto, que es precisamente el origen de que duerman mal.

El origen de la palabra Ortosomnia

La Ortosomnia es un termino formado por “orto” el termino griego “orthos” y “somnia” del latín. Su significado literal es sueño correcto. Quien padece ortosomnia se obsesionan por la búsqueda del sueño perfecto.  Esta búsqueda de no lograrla nos lleva a convertirnos en personas irritables.

Las pulseras de actividad principales responsables de la ortosomnia

Desde hace un tiempo, existen innumerables aparatos y aplicaciones móviles que monitorizan todas nuestras constantes vitales. Desde pulsaciones a horas de sueño, diariamente tenemos acceso a una montaña de información sobre nuestra salud.

Las aplicaciones y pulseras de actividad nos proporcionan a diario información sobre la calidad de nuestro sueño: horas de sueño, horas de sueño profundo, horas de sueño superficial, …

La búsqueda de ese sueño perfecto puede generar episodios de ansiedad para todos aquellos usuarios que se toman muy en serio estos datos. Una preocupación excesiva por el descanso nocturno, puede provocar ansiedad al no lograr los objetivos marcados o deseados del sueño.

Estos episodios de estrés, irritación e incluso ansiedad interfieren en el sueño nocturno formando un círculo vicioso que acaba perjudicando nuestro sueño y por tanto nuestra salud.

La clave: crear una rutina del sueño

La clave para conseguir evitar en la ortosomnia es seguir una rutina del sueño. No obsesionarnos con datos facilitados por pulseras o relojes de actividad. Como cualquier rutina deberemos ser flexibles. Establece un horario para levantarte y acostarte te ayudará a establecer la rutina.

Algunos consejos para conseguir ese sueño perfecto es evitar las comidas copiosas antes de acostarnos. Así como no ingerir alcohol, cafeína o cualquier otro estimulante. Del mismo modo, procura hacer ejercicio alejado de la hora de irte a acostar o no duermas siesta pasadas las tres de la tarde.

Leer más

Síntoma prematuro del Alzheimer: la desorientación

Un estudio de la Universidad de Washington concluye que tener problemas a la hora de orientarse es un síntoma prematuro del Alzheimer.

Según los datos de Alzheimer’s Disease International, más de 46 millones de personas sufren Alzheimer y se prevé que esa cifra alcance los 131,5 millones en 2050. Investigadores de todo el mundo trabajan para poder detectar la enfermedad de forma precoz.

La capacidad para orientarse: ¿Dónde estoy?

Todos hemos oído alguna vez la historia de una persona que se pierde de camino al supermercado. También hay quien necesita el GPS para poder llegar a un destino frecuente. Estos signos anodinos, pueden no representar nada, pero pueden ser un síntoma prematuro del Alzheimer.

Los problemas para orientarse han sido el análisis de este estudio de la Universidad de Washinghton

Metodología del estudio

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores pidieron a los participantes que usaran patrones y puntos de referencia para abrirse camino a través de un laberinto en un ordenador.

Se dividió la muestra en tres grupos. Uno de ellos, eran personas con Alzheimer en una fase inicial. El segundo grupo lo conformaban personas no diagnosticadas con síntomas (es decir, con marcadores tempranos). Por último, trabajaron con un grupo de control de personas sanas.

Resultados

La investigación mostró que el grupo de los preclínicos tenían más dificultades para retener la ubicación de los objetos. Sin embargo, el estudio tiene sus limitaciones según sus propios autores.

Estos hallazgos sugieren que las dificultades para encontrar determinados caminos que experimentan las personas con enfermedad de Alzheimer preclínica están, en parte, relacionadas con los problemas para adquirir la información del entorno“, asegura la autora principal de la investigación, Denise Head, profesora asociada de ciencias psicológicas y del cerebro.

Las tareas de navegación que evalúan la estrategia de mapeo cognitivo podrían representar “una poderosa herramienta para detectar los primeros cambios en la cognición relacionados con la enfermedad de Alzheimer“.

El Hipocampo

Según la investigadora, esto está asociado con el hipocampo. Éste a su vez se relaciona con el almacenamiento de memoria a largo plazo, el reconocimiento del entorno y la creación de mapas cognitivos. Estos mapas cognitivos son los que se están dañando en pacientes con alzheimer.

Leer más

5 factores que aumentan la posibilidad de sufrir un ictus

Aunque ninguno estamos libre de sufrir un ictus, sí podemos tomar medidas para reducir el riesgo de padecerlo. La edad, la historia clínica familiar o incluso el sexo son factores que no podemos controlar. Sin embargo, una gran parte de los factores que aumentan el riesgo de sufrir un ictus, sí pueden cambiarse.

Fumar

Fumar no solo aumenta las probabilidades de sufrir un cáncer de pulmón, sino también la de sufrir un ictus. Los estudios han demostrado que el tabaco y más concretamente la nicotina y el monóxido de carbono dañan el sistema cardiovascular.

Los anticonceptivos orales

Varios estudios han demostrado que los anticonceptivos orales aumentan el riesgo de sufrir un ictus entre las mujeres, en un nivel bajo, debido a las mayores dosis de estrógenos. Sin embargo, este riego se multiplica hasta por 7 si combinamos los anticonceptivos con el tabaco o en personas hipertensas.

La Drogadicción

Existe una relación entre el consumo de drogas, fundamentalmente cocaína y anfetaminas, y el riesgo de sufrir un ictus.  Este hecho es notable entre las personas jóvenes.

El Sobrepeso

La obesidad afecta en España al 22% de la población. Una cifra, que año a año, se incrementa. El sobrepeso ejerce una presión en todo nuestro organismo desde los músculos como el corazón a todo el sistema respiratorio y las arterias. Se cifra ya en 28.000 muertes al año como consecuencia del sobrepeso. Seguir una dieta sana y equilibrada, así como no comer más de lo que nuestro cuerpo consumo son sin duda una de nuestras principales recomendaciones.

La falta de ejercicio

No se requiere ser un deportista de élite, ni un loco del deporte. Basta con incorporar un poco de ejercicio físico a nuestro día a día. Estar en forma. El sedentarismo es una de las causas de sufrir un ictus. La falta de ejercicio afecta al corazón y los vasos sanguíneos. No practicar deporte puede terminar causando otras patologías que aumentan las posibilidades de sufrir un ictus, como la diabetes.

 

Leer más

¿Cómo prevenir la lumbalgia?

La lumbalgia es un dolor localizado en la parte inferior o baja de la espalada. Esta es una patología muy común. De hecho, según la Sociedad Española de Reumatología (SER), el 80% de los españoles padecerán lumbalgia en algún momento de su vida. ¿Qué podemos hacer para prevenir la lumbalgia?

Por nuestra consulta de fisioterapia, pasan muchas personas aquejadas de lumbalgia. De hecho, es el principal motivo de dolor, discapacidad y baja laboral en las sociedades industrializadas. Por ello, os dejamos unos hábitos y ejercicios saludables que fortalecerán los músculos de la espalda y ayudarán a prevenir la lumbalgia.

Cuida la postura

Una mala postura adoptada de forma continuada puede acabar en lumbago. Si pasas mucho tiempo sentado,  mantén la espalda apoyada en el respaldo. No te sientes en el borde de la silla o sobre un pie. En trabajos de oficina, se recomienda utilizar un asiento anatómico con una pequeña curva a nivel lumbar para que ésta quede más recogida.

Cuidado al coger pesos

La manipulación de pesos puede ser el origen de esta dolencia ya que una mala carga castiga en exceso las lumbares. Para evitar la tensión en la musculatura, separa un poco las piernas, baja el cuerpo flexionando las rodillas (no la espalda) y sube el peso agarrado por las manos y pegado al cuerpo. Este proceso puede usarse a la inversa cuando se trata de depositar un peso. Este simple gesto, te ayudará a prevenir la lumbalgia.

El sedentarismo

Si somos personas sedentarias, no estamos trabajando los músculos de la espalda. Si éstos no están fortalecidos es más probable que suframos lumbalgia. Pilates, natación, yoga o simplemente caminar ayudarán a fortalecer tus lumbares.

Mochila mejor que bolsos

A la hora de caminar, deberemos tener el peso repartido para evitar sobrecargas. En lugar de pesados bolsos que desequilibran nuestra postura, es mejore usa una mochila. El peso quedará repartido de forma uniforme en la espalda, reduciendo la posibilidad de lesiones.

Además, debemos procurar andar con la espalda recta. Para ello, basta con apretar ligeramente el abdomen y echar los hombros hacia atrás. Este pequeño gesto nos ayudará a prevenir la lumbalgia ya que obliga a la espalda a ponerse recta.

La Obesidad

Como en tantas otras dolencias y enfermedades, la obesidad es uno de nuestros mayores enemigos. Además de fomentar el sedentarismo, el sobrepeso provoca que los músculos y huesos de la espalda se tensionen. Adoptar hábitos de vida saludable y mantenerse en forma son básicos para prevenir la lumbalgia.

Leer más

5 consejos para no lesionarse al correr

Correr es uno de los deportes más practicados y en teoría más sencillos de llevar a cabo. A priori, basta con calzarse unas zapatillas y lanzarse a correr. Sin embargo, una buena técnica de carrera nos ayudará a evitar lesiones y acabar en el fisioterapeuta. Descubre nuestros cinco consejos para correr mejor.

Fortalecer gemelos y piernas

Para correr debemos estar fuertes. Si no, nuestro tren inferior se verá debilitado por el esfuerzo y acabaremos en las famosas tendinitis. Deberemos trabajar bien los gemelos. La debilidad de este grupo muscular se relaciona con la aparición de las lesiones por no tener una técnica adecuada. Antes de ponerte en marcha, realiza ejercicios para fortalecer las piernas. Hacer sentadillas, realizar elevaciones de talones o flexiones de isquiotibiales son ejercicios que te ayudarán a estar fuerte.

Trabajar la técnica de carrera

Tan importante como la distancia que recorremos y el tiempo establecido es tener una correcta técnica de carrera. La técnica de carrear mejora la fuerza y la movilidad articular. Nos ayudará a la larga a mejorar nuestros tiempos consiguiendo la eficiencia y eficacia de la carrera.

Nuestra recomendación es que dediques un tiempo antes de correr a realizar ejercicios de técnica de carrera. Evitarás lesiones y mejoraras tus resultados. Andar de puntillas, andar de talones, realizar saltos cortos, impulsiones, realizar saltos de rana, alternar fondos de pierna o correr a diferentes ritmos son algunos de los ejercicios que puedas aplicar en tu rutina diaria.

Cuidado con la cadencia

La cadencia es la cantidad de pasos por minuto que damos al correr. Uno de los errores más frecuentes de los corredores es el overstriding. Consiste en alargar la zancada todo lo que sea posible.

Cuando las zancadas son demasiado largas, se produce un fuerte impacto del pie contra el suelo. La rodilla y la tibia sufren en exceso y podrás lesionarte. Detrás de una mala zancada están lesiones como la fascitis plantar, la periostitis tibial o el síndrome de la cintilla iliotibial.

¿Asimetrías al correr? Revisa la técnica de carrera

Este es uno de los puntos más difíciles de corregir ya que la parte del cuerpo donde observamos la asimetría no siempre es la responsable de la misma. Si notas que corres torcido, acude a un profesional para que revise tu técnica. El sabrá decirte qué es lo que hay que corregir.

El taloneo

El taloneo es entrar con el talón por delante. Uno de los puntos básicos de la técnica de carrera, aunque no sea el más sencillo de llevar a cabo, es el de aterrizar con la zona media del pie en lugar de con el talón.  De esta forma, reducimos el impacto y permitimos a los gemelos propulsar de forma más eficiente.

Sin embargo, la mayoría de los corredores principiantes tienden a entrar con el talón por delante. El calzado está detrás de esta situación. Muchas zapatillas de correr vienen con una amortiguación en el talón que enmascaran el posible daño que puede causar entrar con el talón. Si aterrizamos con el talón, forzamos a todo nuestro cuerpo a llevar una postura poco correcta que puede ser la causante de la aparición de lesiones a largo plazo. Rodillas, caderas y espalda pueden verse afectados.

Revisa tu técnica de carrera y corre más y sobre todo mejor.

Leer más

Los perros y el alzheimer

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre. Tras varios ensayos con perros en enfermos con Alzheimer todo apunta a que el perro también es un amigo fiel de las personas con Alzhéimer.

Comunidades como Castilla la Mancha ya tienen instaurado un programa de atención a pacientes con alzhéimer con perros para mejorar su vida diaria. En Madrid, empiezan este mes de diciembre el proyecto ‘Emociones que dejan huella‘, para estudiar los beneficios que estas terapias pueden reportar a los pacientes. Hoy nos adentramos en cómo pueden mejorar la calidad de vida estos animales.

Tratamiento con perros: Múltiples beneficios

Los beneficios de las terapias con animales son múltiples. A nivel psicológico y emocional, les ayudan a evitar la soledad y les ayudan en la integración. La terapia con perros les ayuda a reducir la sensación de soledad. Les ayuda a relacionarse y sobre todo a no deprimirse. Son una conexión permanente con la realidad. La relación con estos animales les proporciona más calidad de vida. Ayuda a mejorar su atención y su capacidad de comunicación.

Pueden sentir a través de los animales si están tristes, si están contentos y son un punto de apoyo que siempre está ahí.

Frenar la pérdida de la memoria.

Uno de los objetivos que se buscan con las terapias asistidas con perros es frenar el deterioro cognitivo. Se utiliza el perro como base de aprendizaje para los pacientes de alzhéimer. Recordar datos como su nombre, los horarios del paseo, su color o su edad ayuda a frenar la pérdida de memoria.

El foco de atención de la terapia se centra en estimular las capacidades individuales que conserva cada participante, gracias al vínculo afectivo que se genera entre el perro y la persona mayor.

Los perros ayudan a crear vínculos

Acariciar al perro consigue que los pacientes de alzhéimer contacten con la realidad. Además, éstos se convierten en fuente de conversación entre las personas de la terapia. Este hecho, mejora sus relaciones sociales y fomenta la comunicación entre pacientes.

El afecto y compañía que supone tener un perro se incrementa en el caso de enfermos de alzhéimer. Además, son un nexo de unión que les ayuda a afrontar con tranquilidad situaciones nuevas y desconocidas.

Leer más

¿Cuál Es la Mejor Postura Para Dormir?

Un buen descanso no solo se consigue durmiendo ocho horas al día, la postura para dormir influye en la calidad de nuestro descanso. Nuestra anatomía interna no es simétrica por lo que la postura para dormir afecta a nuestros órganos como el corazón, el estómago o el hígado. En función de nuestra postura para dormir, se verán presionados de una forma u otra. En este artículo, intentaremos arrojar luz sobre este asunto.

El decúbito lateral izquierdo

Partimos de la base de que no existe una postura perfecta. En función de nuestras dolencias (dolores de espalda, dolor en el hombro, piernas, …) una u otra postura puede resultar nociva. Sin embargo, la comunidad científica recalca que la postura de decúbito lateral izquierdo es la que generalmente aporta mayores beneficios. Así que, puestos a elegir procura dormir del lado izquierdo.  Esta postura evita los dolores cervicales y de espalda. Nos ayuda a disminuir los molestos ronquidos ya que mejora la respiración.

Dormir de lado desintoxica el sistema nervioso

El sistema linfático es el responsable de eliminar las toxinas del sistema nervioso. Dormir del lado izquierdo favorece esa función del organismo. Algunos estudios indican que puede incluso prevenir el alzhéimer u otras enfermedades neurológicas.  Cuanto mejor funcione nuestro sistema linfático, menos posibilidades hay que aparezcan enfermedades neurológicas.

Alivia la acidez de estómago

Esta postura para dormir también es recomendable cuando sufrimos de acidez de estómago. Esta postura reduce el reflujo gastroesofágico. Al dormir del lado izquierdo, nuestro estómago está en una postura óptima y puede trabajar correctamente. Si dormimos del lado derecho, los jugos gástricos tienden a regresar hacia el esófago lo que provoca la temida acidez.

La mejor postura para dormir si estás embarazada

Si estás embarazada, el consenso científico es total. Dormir del lado izquierdo es la mejor postura para el feto. Esta postura para dormir impide la compresión de la vena cava y favorece por tanto el estado circulatorio de la placenta. El feto recibe más oxigeno y nutrientes para un mejor crecimiento.

Algunas contras por dormir del lado izquierdo

Si se tiene el hombro dañado, hay que tener especial cuidado con esta postura ya que puede incrementar la lesión. El cuerpo, al reposar sobre las extremidades, puede provocar una presión excesiva en los nervios y músculos del brazo. Hay que prestar especial atención a cómo colocamos brazos y piernas para que estos no sufran.

Además, para los más presumidos, algunos estudios afirman que la fricción del rostro con la almohada puede favorecer la aparición de arrugas en ojos, pómulos y barbilla. Y es que, como ya avanzamos al inicio del artículo, ¡no existe la postura para dormir perfecta!

La peor postura para dormir

En lo que sí existe un consenso generalizado es en la peor postura para dormir. Dormir boca abajo produce demasiado estrés en la zona del cuello afectando a músculos, articulaciones y nervios. El resultado de esta mala postura puede ser acabar en un tratamiento de fisioterapia. Tendinitis, lumbalgias, cervicalgias pueden ser algunas de las lesiones que puede ocasionarnos esta postura.

Y tú, ¿qué postura para dormir adoptas?

Leer más

¿Conoces la logopedia para personas mayores?

Cuando hablamos de logopedia, solemos pensar en los problemas de los niños a la hora de aprender a hablar. Sin embargo, la logopedia para personas mayores es un servicio que puede resultar muy útil. Los problemas del habla también aparecen en la tercera edad ya sean por problema asociados a un deterioro debido a la edad como a una lesión cerebral (ictus,…).

En el post de hoy, profundizaremos en las ventajas de la logopedia para personas mayores y cómo saber cuándo es conveniente acudir al logopeda. Recordemos que el logopeda es el profesional de la salud encargado de abordar los trastornos del habla, la voz, la deglución y el lenguaje en nuestros mayores.

La labor del logopeda derivado de problemas de comunicación

Problemas del habla derivado del proceso de envejecimiento

A medida que nos vamos haciendo mayores se produce un progresivo deterioro de las funciones, entre ellas el lenguaje. Uno de lo síntomas para detectar la necesidad de un logopeda es el fenómeno conocido como “punta de  la lengua”.  Empiezan a aparecer dificultades para recordar palabras conocidas, unidas a la sensación de recuerdo inminente. El acceso al léxico o una pérdida de léxico puede ser un síntoma. El logopeda para personas mayores será el encargado de abordar estos trastornos del lenguaje,

Problemas derivados de una lesión cerebral

El deterioro del lenguaje puede venir como consecuencia de una lesión cerebral. El Alzheimer, el Parkinson, la Esclerosos Múltiple son lesiones que afectan directamente a nuestra capacidad de comunicación. El trabajo en este caso consiste en paliar y frenar el avance de la sintomatología. El logopeda intentará rehabilitar los procesos dañados. Una rápida intervención en estos tratamientos resulta vital para poder obtener resultados.

La logopedia para personas mayores con problemas de deglución

Una labor menos conocida de la logopedia para personas mayores es su apoyo en los trastornos de deglución o disfagia.  La disfagia es la dificultad de llevar el alimento (sólido o líquido) de la boca hasta el estómago. Es decir, en una dificultad en la preparación oral del bolo.

Este trastorno puede originar serios problemas de malnutrición. Este trastorno poco conocido suele afectar a personas con enfermedades neurodegenerativas, personas con alteraciones estructurales de boca, faringe o laringe o en personas que han sufrido algún tratamiento quirúrgico en la zona.

Un tratamiento rápido puede mejorar notablemente la vida diaria de estos pacientes.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies